Notas de interés

Alimentos para ciclistas

La alimentación de la persona que practica el ciclismo debe ser equilibrada y tener en cuenta el número de horas de práctica del ciclismo y la intensidad del ejercicio. El gasto energético será mayor cuanto mayor sea el tiempo y la intensidad del ejercicio. El deportista deberá realizar una ingesta de nutrientes apropiada, prestando especial atención a la cantidad de carbohidratos. Estos son el principal combustible que el cuerpo utiliza durante el ejercicio físico de bicicleta.

Los alimentos que podemos llevar en la bici pueden ser frutas o frutas desecadas (plátanos, pasas, orejones). Podemos llevar bocadillos y rellenarlos de alimentos:

• Salados, como fiambres poco grasos (pavo, jamón dulce) o atún o tortilla o queso, o,
• Dulces, como crema de cacao o mermelada o membrillo, por ejemplo. Los alimentos deberán ser de índice glucémico alto, esto significa que deben aportar hidratos de carbono que produzcan aumentos rápidos de glucosa en sangre, por lo que evitaremos alimentos que nos aporten demasiada fibra, por ejemplo, pan integral.
Los suplementos deportivos también suponen una forma sencilla y fácil de llevar de energía para el ejercicio.
Los suplementos que más se utilizan son:
• Bebidas deportivas: Contienen algunos electrolitos (minerales como el sodio y el potasio) para ayudar a reemplazar las pérdidas por sudoración y aumentar la ingesta voluntaria de líquido (el sodio provoca sed por su sabor salado).
• Barritas deportivas: Fuente de carbohidratos, proteínas y micronutrientes (vitaminas y minerales) cómoda, compacta y fácil de llevar.
• Batidos alimenticios: son útiles para justo antes y para la recuperación post ejercicio. Fácil de llevar cuando el ciclista tiene que viajar.
• Suplementos de minerales y vitaminas: útiles cuando el deportista tiene que viajar o cuando la alimentación no es suficiente o es de menor calidad por estar de viaje o por otras restricciones prácticas.
• Suplementos de electrolitos: Aportan sodio en deportistas que tienen pérdidas por sudoración y en salidas de varias horas o competiciones largas.

Recuerda, una alimentación inadecuada produce un peor rendimiento físico y puede llevar a deficiencias de vitaminas y minerales. Además, el sistema inmune se verá comprometido lo que hace que el deportista pueda ser más susceptible a caer enfermo o a recuperar mal después del ejercicio, incluso, más propenso a lesionarse.

https://www.alimmenta.com/dietista-nutricionista-deportivo/dieta-para-ciclistas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *